¿Por qué invertir lo antes posible?

¿Empezar a invertir ya? ¿Para qué? Si apenas gano dinero. Ya lo haré más adelante cuando gane más.

Seguramente ya hayas oído o pronunciado estas palabras. Permíteme decirte que es un GRAN ERROR. De hecho, yo mismo me arrepiento de no haber empezado a invertir antes. Te preguntarás ¿por qué?

Déjame explicártelo…

Contenido


El Tiempo

Mucha gente piensa que el dinero es el activo más importante, pero desde mi punto de vista están equivocados. Para mí, el TIEMPO va por delante.

El dinero va y viene. La vida es cíclica. Hay momentos buenos y otros no tan buenos. Hay momentos que tenemos más dinero y otros no tanto.

El tiempo es algo finito. No se recupera. Lo único que sabemos en la vida es que, al nacer, moriremos. El tiempo no solo es importante en la vida, sino también en la inversión. No te puedes ni imaginar el impacto que puede tener en tus finanzas.

Aprendizaje

Como todo en la vida nadie nace sabido. Y no es menos en la inversión. ¡Que no te engañen! No sólo con leer un par de libros o haciendo un curso de bolsa de 2 días podrás vivir de ello.

¡Cuanto antes tomes contacto con este mundo, mejor! Al principio, como todos, no sabrás por dónde empezar. Te verás perdido. Cometerás errores. Incluso perderás dinero. Y por ello, es importante que lo hagas a temprana edad y con poco dinero. Porque ese peaje del aprendizaje suele ser obligatorio. Yo mismo lo pagué.

Invertir no es solo llevar a cabo una estrategia. Invertir es manejar emociones. Conocerse a sí mismo. Establecer una estrategia acorde a nuestra personalidad y eso no se consigue en un día. Tiene su proceso.

Crear el hábito de ahorrar

Es curioso como una gran parte de las personas reconoce que ahorrar es importante. Sin embargo, solo unos pocos lo llevan a la práctica.

¡Ahorrar es imprescindible! Es un pilar fundamental de las finanzas personales. Cuando antes crees el hábito de ahorrar, mejor. Mayor provecho le sacaras. Menos disgustos te llevarás y más lo agradecerá tu economía.

¡Recuerda! El buen inversor, ahorra primero y después invierte ese dinero que no necesita.

Interés Compuesto

Una vez le preguntaron a Albert Einstein cuál era la fuerza más poderosa del mundo, a lo que él respondió “el interés compuesto”.

¿Qué es el Interés Compuesto?

Es el proceso de reinvertir las ganancias obtenidas en una inversión de forma prolongada en el tiempo. Para entenderlo mejor, veamos un ejemplo.

Imagina que inviertes 1.000€ en un vehículo financiero que te garantiza un 10% anual en un plazo de 3 años.

1 año: 1.000 x (1+0,10)^1 = 1.100€

2 año: 1.000 x (1+0,10)^2 = 1.000 x (1+0,10) x (1+0,10) = 1.210€

3 año: 1.000 x (1+0,10)^3 = 1.000 x (1+0,10) x (1+0,10) x (1+0,10) = 1.331€

Al cabo de 3 años, esta inversión nos generaría 1.331€ y no 1.300€ como algunos pueden pensar. Y esa diferencia se debe al interés compuesto. A la reinversión de los intereses.

¿Cómo actúa el Interés Compuesto en la inversión?

Si te fijas en la formula, te darás cuenta que el tiempo forma parte de ella y además de forma exponencial. Eso significa que cuanto mayor sea el plazo de inversión, mayor será el impacto del interés compuesto.

¡Te propongo un reto! A ver si aciertas…

Imagínate que tenemos a 3 personas Juan, Pedro y Pepe. No se fían del futuro de las pensiones y deciden buscar una forma de obtener un complemento a su jubilación. Para ello, deciden invertir cada mes una cantidad de dinero y sacarlo todo al cumplir los 65 años. Los 3 deciden invertir su dinero en un fondo indexado que replique al MUNDO y que les pueda generar un 6% anual.

Interese compuesto - Inversor Paciente

Juan: Invierte 100€ mensualmente (1.200€ anual) durante 45 años al 6% anual.

Pedro: Invierte 150€ mensualmente (1.800€ anual) durante 30 años al 6% anual.

Pepe: Invierte 300€ mensualmente (3.600€ anual) durante 15 años al 6% anual.

Los 3 invierten en total 54.000€, pero ¿A quién le saldrá mejor la jugada a los 65 años?

¡Interesante dato! Con la misma inversión, Juan es el que más capital ha conseguido acumular. Casi el doble que Pedro y más del triple que Pepe. Podemos comprobar que invertir lo antes posible es más importante que esperar e invertir una mayor cantidad de dinero en el futuro.

En la siguiente gráfica puedes comprobar los beneficios del interés compuesto.

La gráfica muestra perfectamente como el tiempo es tu aliado. Cuanto mayor sea tu plazo de inversión. Mayor será la inclinación de tu curva y mejor podrás apreciar la magia del interés compuesto.

Con este simple ejemplo, puedes comprobar que cuanto antes inviertas, mayor provecho le sacaras al interés compuesto y mejores resultados conseguirás en el largo plazo.

Conclusiones

1. El tiempo es tu activo más preciado.

2. Cuanto antes inviertas:

  • Más experiencia acumularas y menor será el coste de tu aprendizaje.
  • Antes te relacionarás con tus emociones e impulsos. 
  • Antes podrás cultivar el arte de la paciencia, disciplina y constancia.
  • Mayor provecho le sacaras al intereses compuesto.
3. El TIEMPO marca la diferencia.
 

Por ello, recomiendo a los jóvenes invertir lo antes posible. Es el momento ideal. Y si aún no has empezado, el segundo mejor momento es HOY.

Suscríbete a mi Newsletter

¡Sé el primero en recibir mis últimos artículos!
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

Otros artículos que te pueden interesar...

3 comentarios en “¿Por qué invertir lo antes posible?”

    • Muchas gracias por tu comentario! 🙂

      Efectivamente, el interés compuesto es una herramienta muy poderosa! Cuanto antes la empleemos, mejores resultados obtendremos en el largo plazo!

      Un saludo

      Responder
  1. Thank you for every other informative blog. The place else may just I get that type of info written in such a perfect means? I’ve a project that I’m just now working on, and I have been at the glance out for such information. cdkfdebekgde

    Responder

Deja un comentario