Reflexionando sobre el dinero: ¿El dinero da la felicidad?

Me llama la atención como el dinero es un tema tabú para muchas personas. La mayoría de las veces, le acusamos de nuestros problemas, pero no nos damos cuenta que somos nosotros, los que realmente determinamos qué hacer con él.

Incluso algunos dirán “Mejor ser pobre y honrado que rico y malvado”.

Nadie nos ha enseñado a utilizarlo, ni nuestros padres, ni en el colegio, ni en la universidad. Pero la realidad es que el dinero lo manejamos a diario y las decisiones financieras que tomamos nos guiarán hacia un camino u otro.

Lo poco que se habla del dinero, suele dejarlo en un mal lugar. ¿Realmente es tan malo como dicen algunos?

Contenido


Lo que debes saber del dinero

El dinero es una herramienta que sirve para intercambiar bienes, servicios o experiencias.

A lo largo de la historia, el dinero ha ido evolucionando. Primero existió el trueque entre mercancías. Luego se instauró el patrón oro donde su valor estaba respaldado por el oro. Y finalmente, hoy en día existe el dinero fiduciario, cuyo valor se basa únicamente en la fe y confianza de las personas.

El dinero es algo necesario. Es una herramienta que según su uso se puede convertir en algo bueno o malo.

No es lo mismo usarlo para comer o ayudar a otras personas, que destinarlo a herir a una persona. Al final, el ser humano es quién toma la decisión sobre cómo emplearlo.

Tomemos como ejemplo un cuchillo. Tú eliges qué hacer con él. Puedes emplearlo para preparar una deliciosa cena romántica a tu pareja o bien utilizarlo para cometer un crimen. El cuchillo es una herramienta y tú decides qué hacer con él

Falsas creencias

Según la creencia que tengamos acerca de una cosa, mejor o peor será nuestra relación con ella. Toda idea nace primero en la mente y luego se exterioriza. El pensamiento se materializa y se vuelve real.

De hecho, muchos de los problemas económicos no están directamente relacionado con el dinero en sí, sino en cómo te relacionas con él.

Es paradójico, como algunas personas, ven al dinero como la personificación del mal. Le achacan de sus problemas, y a su vez, desean tener más. ¿No es irónico?

Al final la riqueza es un estado mental. Si piensas como un pobre, vivirás como un pobre. Si piensas como un rico atraerás la riqueza. También te digo que no es solo cuestión de pensar, sino también de actuar y de adquirir unos hábitos financieros saludables

¿El dinero da la felicidad?

Es cierto que en la sociedad actual prevalece la idea de que nuestra felicidad es proporcional al dinero que ganamos. Cuanto más duro trabajes, más dinero ganarás y más cosas te podrás comprar. ¿Realmente es cierto todo esto?

¡Si y no!

El dinero tiene su importancia. Lo empleamos para poder alimentarnos, tener un techo, pagar nuestras facturas e incluso darnos algún capricho. De hecho, si tienes la fortuna de tener un buen salario, esto suele repercutir directamente en tu calidad de vida. Pero también importa cómo y en qué gastamos nuestro dinero.

Incluso, existen estudios, los cuales afirman que existe un umbral entre el dinero y la felicidad. Sostienen que el hecho de tener más dinero no implica ser más felices. 

El dinero es necesario. Es un medio que utilizamos a diario. Según como lo utilices, te puede proporcionar una mayor libertad y calidad de vida. Pero una vida solo centrada en el dinero, solo será una vida vacía. 

Suscríbete a mi Newsletter

¡Sé el primero en recibir mis últimos artículos!
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario