¿Carrera de la rata o libertad?

¿Has oído hablar alguna vez de la carrera de la rata? Una expresión cada vez más común en nuestra sociedad.

No nos damos cuenta, pero nuestras decisiones financieras nos guían hacía un camino u otro. Hacia el camino de la esclavitud o de la libertad.

En este post, narro la historia de Pepe y Juan. Dos personas que deciden escoger caminos diferentes. Y tú, ¿Quién eres? ¿Pepe o Juan?

Carrera de la rata

Pepe es un joven simpático y extrovertido procedente de una familia tradicional. Alumno ejemplar, siempre ha destacado en los estudios. Siguiendo los consejos de su familia, se esforzó mucho para sacar las mejores notas posibles para poder ir a la universidad.

Con mucha disciplina y esfuerzo, Pepe logro ser uno de los mejores de su promoción. Todo ello, se vio recompensado con una beca para cursar un máster prestigioso que le abriría las puertas al mundo laboral.

¡Tenía 25 años y ganas de comerse el mundo! Encontró su primer empleo y comenzó a ganar su propio dinero. Le encantaba su trabajo y disfrutaba de su juventud. Salía de fiesta, se compraba sus pequeños caprichos, comía en los restaurantes de moda, viajaba alrededor del mundo y decidió pedir un crédito para comprarse su primer coche.

De repente, conoció a una hermosa mujer de la cual se enamoró perdidamente. Pasados unos años, Pepe le pidió matrimonio y lo celebraron por todo lo alto. De tal forma, que se gastaron casi todos sus ahorros en el festejo y en la luna de miel.

¡Pero eso no era ningún problema! A ambos les gustaba vivir al día y estaban acostumbrados a gastar todo su dinero. ¿Para qué? Si la vida son solo dos días…

Tenían una situación estable en sus respectivos trabajos y cobraban un buen salario. Por lo que decidieron comprarse un piso acorde a su situación, y para ello, pidieron una hipoteca a 30 años.

¡Eran muy felices! Al año de comprarse el piso, surgió algo mágico… ¡Su mujer se quedó embarazada! Y nació su primer hijo.

carrera de la rata

Esta historia se podría alargar más, pero quiero resaltar lo importante. ¿Cuáles son los posibles resultados de haber tomado esas decisiones?

A medida que van pasando los años, tanto los ingresos como los gastos de la pareja van incrementándose. El tren de vida que han escogido provoca que no consigan ahorrar. Han entrado en un bucle donde su trabajo se ha convertido en el gran protagonista. Dependen totalmente de él, ya que sus ingresos van directamente destinados a pagar sus gastos y deudas. Sin su trabajo, entrarían rápidamente en una situación muy comprometida. Todo eso es conocido como la carrera de la rata, la nueva esclavitud del siglo XXI.

Piensa fuera de lo común (Think out of the box )

En busca de la libertad financiera

Juan es una persona inquieta y curiosa. A lo largo de su vida, siempre se ha hecho muchas preguntas. Cualquier problema que tuviera, indagaba hasta encontrar alguna respuesta o solución.

Juan procede de una familia humilde y tradicional. Estudio su carrera y master e inició su andadura en el mercado laboral. Pero algo le seguía sin cuadrar…

Le gustaba su trabajo, pero no estaba dispuesto a vivir solo para trabajar. Su objetivo era poder encontrar un equilibrio entre su profesión, tiempo libre y futura familia. Entendía que el dinero era importante para ganar libertad, pero el tiempo era el activo más importante.

De su familia había aprendido una gran lección. La de ahorrar, no vivir por encima de sus posibilidades y pensar en el futuro. Gracias a ello, cogió la costumbre de ahorrar una determinada cantidad de dinero cada mes.

Veía la deuda como un enemigo. Evitaba contraer matrimonio con el banco. Vivía de alquiler y era un usuario activo de los medios de transporte que ofrecía su ciudad.

Empezó a investigar acerca de la inversión en bolsa. Un mundo que siempre le había llamado la atención. La experiencia, los errores y el continuo interés por aprender hicieron que poco a poco fuese capaz de separar el grano de la paja. Sin saberlo, estaba empezando a sentar unas bases financieras sólidas.

Pero Juan, seguía algo cansado de trabajar de 9h a 19h de lunes a viernes para una empresa. Le mataba de cierta forma la rutina y el tener que estar tanto tiempo en un puesto de trabajo.

Su tiempo libre lo dedicaba a investigar, leer y escribir un blog enfocado a las finanzas personales e inversión. Se sentía muy feliz de poder ayudar a la gente y aportar su granito de arena.

Al igual que Pepe, un día una chica se cruzó en su camino y le cambió la vida. Ambos se enamoraron, contrajeron matrimonio y tuvieron un hijo. A medida que pasaban los años, sus respectivos salarios aumentaban, pero algo les diferenciaba de Pepe y su mujer.

Además de tener un salario, Juan y su pareja habían conseguido crear diversas fuentes de ingresos (Salario, blog, cobrar dividendos y alguna inversión alternativa). Eso sí, manteniendo siempre la premisa de ahorrar y de no vivir por encima de sus posibilidades.

En busca de la libertad

¿El resultado?

Juan y su mujer no dependen solo de una fuente de ingresos, sino de varias. Eso les da más tranquilidad y sobre todo una mayor libertad.

Si alguno de ellos es despedido, su situación financiera no se verá tan afectada. Incluso cualquiera de ellos podría tomarse un tiempo sabático para recapacitar, cuidar de su hijo o incluso montar un nuevo proyecto.

Ninguna deuda les ata. No tienen que rendir cuentas a nadie. Además, el alquiler les otorga movilidad para irse a otro piso más barato o a otra ciudad.

¿Estas dentro o fuera de la carrera de la rata?

Carrera de la rata vs Libertad

Tus decisiones financieras irán definiendo tu camino. Puedes escoger entre vivir para trabajar y pagar tus deudas o vivir para crear tu camino hacia tu libertad.

Desgraciadamente, el camino de la rata es el camino que suele elegir la mayoría de las personas. Es la vía más sencilla.

Mientras que el camino hacia la libertad requiere de sacrificio, disciplina y constancia. Un camino con muchos obstáculos, pero con un mejor final.

Y tú, ¿Qué camino quieres escoger?

Suscríbete a mi Newsletter

¡Sé el primero en recibir mis últimos artículos!
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

Otros artículos que te pueden interesar...

2 comentarios en “¿Carrera de la rata o libertad?”

  1. Muy buena definicio de la carrera de la rata para quien aun no sabe que eS este CONCEPTO propuesto por kiYosaki.

    En tu ejemplo me identifico con ambos pero digamos pasÉ hace tiempo de pepe a juan.

    Un saludo

    Responder
    • Hola dividendos,

      Al final pasar de Pepe a Juan requiere de un proceso. Casi todo el mundo empieza siendo Pepe, y según las circunstancias de la vida, empezamos a plantearnos si realmente esa forma de vida que nos quieren vender es la adecuada…

      Al final es importante cuestionarse y ser auto critico. Replantearse ciertas creencias.

      Yo al menos, la conclusión que he sacado durante estos últimos años de reflexión es que no quiero ser un Pepe, sino un Juan.

      Gracias por tu comentario!

      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario