9 tips para mejorar tus finanzas personales

Si te ves perdido o no sabes como empezar a mejorar tus finanzas personales, entonces este artículo es para ti.

Te daré 9 consejos para que puedas dar un giro a tu economía.

Durante nuestra vida, vamos aprendiendo y validando ciertas creencias. Creencias que adquirimos de nuestra familia, amigos y entorno, las cuales se convierten en la mayoría de las veces en modelos de vida para nosotros.

Si tu familia no se relacionaba bien con el dinero, seguramente tu tampoco lo hagas. Incluso, puede que veas al dinero como algo maligno.

Lo primero que debes hacer es revisar tus creencias. La riqueza es un estado mental. Si te relacionas mal con el dinero, nunca lo atraerás. El dinero es un medio y tu eres el que decide qué hacer con él.

#2 No quieras ir por el camino rápido

En tu maravillosa aventura por mejorar tus finanzas personales, te toparás con personas que te prometan resultados increíbles en poco tiempo. ¡Huye de ellos! Los remedios mágicos no existen. Lo único que hará es enriquecerlos a ellos y empobrecerte aún más.

Es como adelgazar, las dietas rápidas no funcionan. Debes comer bien, hacer deporte, descansar, ser disciplinado, constante y paciente. Y los resultados se percibirán con el paso del tiempo.

Con las finanzas pasa lo mismo. Los atajos no funcionan. Te lo tienes que tomar como un viaje lleno de aventuras. Al principio te verás perdido, cometerás errores y poco a poco verás una luz al final del túnel. Pero como todo en la vida, eso lleva su tiempo.

#3 Evita las deudas

Ten cuidado con endeudarte. Una deuda puede convertirte en un trabajador de por vida. Por si no lo sabías, una deuda es un pasivo para ti y un activo para el prestamista.  

No tener deudas es sinónimo de libertad. Es la mejor sensación que una persona puede experimentar. Aunque, es cierto que no todas las deudas son malas, pero eso es otro tema que trataremos en otro post.

#4 No vivas por encima de tus posibilidades

En repetidas ocasiones, compramos cosas que no necesitamos, bien para sentirnos mejor o para demonstrar estatus social. ¿Realmente es la solución a nuestros problemas?

La última vez que te fuiste de tiendas porque estabas triste, ¿Qué paso al volver a casa?, ¿Te sentiste mejor?

Antes de ir a comprar, siempre hazte estas 2 preguntas: ¿Realmente lo necesito?, ¿Puedo prescindir de ello? Si tu respuesta es SI, entonces no debes comprarlo.

Acepta la situación que tengas actualmente, actúa para mejorarla y vive según tus posibilidades. Tus finanzas personales y tu salud, te lo agradecerá.

#5 Diversifica tus ingresos

No nos damos cuenta que depender de un único ingreso, pone en riesgo nuestra salud financiera. ¿Qué pasaría si de repente tu empresa decide prescindir de tus servicios?

Reduce ese riesgo. Ya no existe la seguridad de tener un empleo estable de por vida. ¿No será mejor prevenir y actuar para conseguir diversas fuentes de ingresos? ¡Y si son pasivas, mejor!

Hoy en día la tecnología permite crear pequeños negocios de forma fácil y barata. ¿Por qué no convertir tu afición o talento en una nueva fuente que complemente a tu salario? Mira por internet y descubrirás que existen multitud de formas para generar nuevos ingresos.

#6 Ahorra y págate primero a ti mismo

Si no consigues ahorrar, esa debería ser tu primera meta. El ahorro es la base de las finanzas personales. Es un hábito que no se percibe en un primer momento, pero que marcara grandes diferencias con el paso de los años.

Hay 2 formas de ahorrar: A final o principio del mes. La primera opción es lo que hace la mayoría de las personas y no suele generar buenos resultados. 

Mi consejo, nada más recibir tu salario, aparta la cantidad de dinero que deseas ahorrar y luego gasta lo que te sobra. Y no al revés. ¿No crees que sería más fácil ahorrar así? ¡Págate primero a ti mismo! Este pequeño hábito marcara grandes diferencias en tus finanzas personales.

#7 Aprende a invertir

Si dejamos nuestros ahorros en el banco o debajo del colchón, cada año nuestro poder adquisitivo ira disminuyendo por la inflación. Por lo tanto, tenemos que sacarles partido a nuestros ahorros.

Hay diferentes formas de invertir nuestro dinero. Invertir en bolsa, inmuebles, crowdfunding, negocios etc…

Indaga, aprende, conócete a ti mismo y averigua qué tipo de inversión se adapta a tu personalidad. También, te digo cuanto antes empieces a invertir mejor será para ti.

#8 Fórmate con buenas lecturas

Indaga por internet. Sigue blogs como el mío que se dedican a la difusión de la educación financiera. Coge el hábito de leer libros. Vete a charlas o haz cursos que te puedan parecer interesante. No te puedes ni imaginar la cantidad de información que puedes encontrar por internet de forma gratuita o a un precio muy asequible.

El conocimiento es poder. Y más en esta era, la era del conocimiento.

#9 Actúa y no tengas miedo a cometer errores

Está muy bien leer y hacer cursos, pero sino ponemos en práctica el conocimiento adquirido, de poco nos servirá.

Actúa. Pon en práctica lo aprendido y no tengas miedo a cometer errores. Los cometerás, como todo el mundo, pero es algo normal dentro del proceso de aprendizaje.

Recuerda, la vida esta hecha para los valientes. Mejor intentar y fracasar que arrepentirse de no haberlo intentado.

Suscríbete a mi Newsletter

¡Sé el primero en recibir mis últimos artículos!
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

Otros artículos que te pueden interesar...

Deja un comentario